viernes, 29 de junio de 2012

El Caballero Oscuro y La Dama De La Luna 3

El Caballero Oscuro y La Dama De La Luna
Parte III


Es así como el caballero despertó, su confusión era grande, ¿fue real?, ¿un exótico sueño? - acaso su mente le estaba comenzando a pasar la cuenta -  confundido comienza a levantar su mantas y apagar el resto de la fogata que había encendido durante la noche, tratando de no darle mas vuelta a lo sucedido monta su caballo el único amigo que el tiempo le había dejado y el cual no montaba hace mucho, cabalgando por el gran camino que cruzaba un extenso y frondoso bosque, tan rápido como si la prisa de una pasada batalla lo llamara, o, si los gritos desgarradores de fantasmas de aldeanos y niños muertos en esas batallas reclamaran su vida.

Han pasado varios días y la fiel compañera a comenzado a aparecer su única confidente  la hermosa Luna radiante… siempre en silencio la noche ya se a impuesto nuevamente y es ella con su plateada luz la que ilumina la noche del solitario hombre.
-¿donde habías estado amiga mía?- el oscuro caballero le pregunta, sabiendo que la respuesta no llegara, le cuenta de su experiencia y de la inolvidable mujer que le a ocupado sus pensamientos - ¿acaso es solo un sueño o es real?-  ella silente como siempre no le da la respuesta, tan solo quisiera abrazarlo y cobijarle en esta larga noche, el sonido de la llama de la pequeña fogata que a encendido le refleja en las lagrimas que le han brotado , y ella se cobija entre algunas nubes pues entiende que su amado caballero  se a enamorado de la misteriosa mujer .


La noche transcurre larga el sueño a vencido al mortal ser y la luna a desaparecido entre las sabanas de oscuras nubes, la pequeña luz que emite la fogata casi se extingue  por la repentina brisa que llega sin previo aviso una luz plateada se ve entre el extenso follaje, y la silueta de un ángel  se ve aparecer,  no es otra que esa misteriosa mujer , sus ropajes son como las de antiguas amazonas  blancas como su piel, el noble caballero no a despertado ante tal divina aparición, se le acerca y abraza le acaricia tiernamente y a su oído le besa y dice lo siguiente – tan hermoso y solitario ser apareciste sin mas ni mas en mi eterno camino, te vi crecer, te vi  luchar, te e visto sufrir, y te me has convertido en mi mas fiel compañero, e sido tu  confidente mas fiel, y me has enamorado, en un pacto divino me he hecho mortal para poder sentirte mas cerca amado mío- la mirada cálida de la mujer  ante el sueño tranquilo de su amado refleja una tranquilidad, lo arropa para que pase lo que queda de noche, le besa y emprende nuevamente camino entremedio de arboles y arbustos la luz plateada que le acompaña desaparece entre ellos.


Continuara...

By Lord Azathoth