martes, 1 de mayo de 2012

El Caballero Oscuro y La Dama De La Luna 2

El Caballero Oscuro y La Dama De La Luna

Parte II



La primera reacción del oscuro señor fue acercarcele, ella embelezante sin animo de retroceder se queda en su lugar mirando sonriente al perplejo caballero, ¿ quien eres? pregunta casi tituveante, ella sin temor se le acerca como si ya le conociece de antes, lo besa intespestivamente casi de de una forma salvaje, atonito por la acción el hombre la toma entre sus brazos y continua el sensual momento, siente que recobra energias en cada segundo que pasa en ese apasionado beso,,, vuelve a preguntarle quien es - la respuesta no se deja esperar - lo importante no es mi nombre  apasionado caballero lo escencial es que pude encontrarte, te e seguido por mucho tiempo sin que te des cuenta de mis vigilias junto a ti, lo importante es que pude encontrar la forma de presentarme ante ti.

Postrandoce a los pies del oscuro señor  ella le mira y le sonrie, el hombre sin entender que era lo que sucedia, hiba sintiendo minuto a minuto que la serenidad y la compañia volvian con el, ¿ mujer de donde eres y como es que me has seguido todo este tiempo?  la hermosa y plateada hembra le mira y le responde  - tu has sido el causante de esto, tu cada noche hablando,  desahogandote, otras noches llorando junto a mi, era de esperar que deseara poder verte y sentirte,  como tantas noches lo desee,  poder acompañerte aun ms cerca cuando sientes que la tristeza y las fuerzas te abandonan.

sin esperar reacción del simple hombre, lo besa nuevamente, esta vez lo besos se complementan con caricias y con miradas, la pasion despierta el deseo y los mas oscuros instintos el caballero la toma fuertemente como intentando que no escape de sus brazos..., todo conduce a los mas eroticos de los sueños el ruido del viento  acariciando junto con el agua del riachuelo aquellos cuerpos desnudos como si fueran las mas suaves sabanas de seda.

La noche pasa y el sueño embeleza a los furtivos amantes, al asomar el alba y los primeros rayos de luminosidad, el desorientado caballero despierta cubierto de algunas mantas de su propiedad, solo y sin la presencia de la hermosa mujer que en la noche le habia hecho la mejor de las compañias.


Continuara.....




By

Lord Azathoth.